La Exégesis Histórica de los Evangelios: Las Reglas a Seguir

En entradas anteriores analicé la autoría de los evangelios canónicos desde el punto de vista del método histórico-crítico moderno. Terminada esa serie, me voy a mover ahora a analizar el contenido de los cuatro evangelios canónicos desde una óptica histórica y literaria. Por motivos de espacio, los análisis presentados serán necesariamente breves y no pretendo que sean exhaustivos. Más bien, mi objetivo en esta serie es la de ofrecer al lector un “mapa” de los evangelios para que sirva de guía en sus propias lecturas.Leer más »

¿Quién escribió el Evangelio según San Juan?

En entradas anteriores discutí la autoría de los tres evangelios sinópticos, indicando las razones por las cuales los estudiosos modernos rechazan de forma prácticamente unánime que estos hayan sido realmente escritos por Mateo, Marcos y Lucas. En esta entrada discutiré la autoría del último evangelio canónico: el Evangelio según San Juan. Al igual de lo que ocurre con los sinópticos, el consenso moderno es que este documento no fue escrito por Juan, sino que fue redactado décadas después de la muerte del apóstol.Leer más »

¿Quién escribió el Evangelio según San Lucas?

En entradas anteriores, exploré los problemas con la atribución tradicional de los evangelios canónicos, centrándome luego en el caso de los evangelios atribuidos a Mateo y Marcos. En esta entrada me concentraré en el tercero y último evangelio sinóptico: el Evangelio según San Lucas. Igual que ocurre con los otros evangelios, los académicos modernos (salvo con la posible excepción de los extremadamente conservadores) unánimemente rechazan que este evangelio anónimo realmente haya sido escrito por Lucas, el médico acompañante de Pablo. ¿Por qué la tradición le atribuyo esa autoría? Y, ¿qué podemos saber del verdadero autor de este documento histórico?Leer más »

¿Puede el Jesús Histórico despertar devoción?

Como expliqué anteriormente, el Jesús Histórico, es decir el Jesús que emerge de la investigación histórica, es un Jesús muy distinto del predicado por la teología tradicional. El Jesús Histórico fue un profeta apocalíptico, un predicador itinerante que estaba convencido que el Fin de los Tiempos estaba a la vuelta de la esquina y de que era necesario prepararse para ello. El corazón del mensaje del Nazareno parece encontrarse en Marcos 1:15, “Se ha cumplido el tiempo. El reino de Dios está cerca. ¡Arrepiéntanse y crean las buenas nuevas!” Ahora bien, esta imagen de Jesús como un entusiasta apocalíptico naturalmente causa un problema a la teología tradicional, entre otras cosas porque significaría que Jesús, Dios encarnado, estaba equivocado.Leer más »

¿Quién escribió el Evangelio según San Mateo?

En una entrada anterior indiqué que la atribución de los cuatro evangelios canónicos a Mateo, Marcos, Lucas y Juan no ocurrió sino hasta finales del siglo II, muy probablemente en reacción a la abundancia de otros evangelios “apócrifos” que empezaron a circular alrededor de esa época. Hasta ese momento, la evidencia indica que los cuatro evangelios no eran atribuidos a ningún autor en concreto, sino que habían circulado como documentos anónimos. Ahora bien, eso abre un interrogante: ¿Porqué se atribuyeron estos documentos específicamente a Mateo, Marcos, Lucas y Juan? Y, ¿que podemos saber de los verdaderos autores de estos textos? Esa son las cuestiones que abordaré en esta serie, empezando por el evangelio atribuido a Mateo.

Leer más »

El “Problema Sinóptico” y su Solución

En la entrada anterior mencioné que tres de los evangelios canónicos son  textualmente interdependientes. En efecto, la mayoría de los pasajes que los constituyen se encuentran repetidos prácticamente palabra por palabra. Esta situación sería imposible si es que los evangelistas hubiesen escrito sus evangelios por separado. La pregunta, por tanto, no es si es que los evangelistas se han copiado entre ellos o si han copiado a una fuente común: eso es indiscutible. La pregunta es ¿quién copió a quién? y, ¿podemos reconstruir las fuentes usadas?Leer más »

Fuentes sobre el Jesús Histórico: El Nuevo Testamento

Nuestro análisis sobre la posibilidad de encontrar fuentes apócrifas o no-cristianas para reconstruir la vida y obra de Jesús de Nazaret nos ha dejado con las manos prácticamente vacías. Por un lado, a pesar de la abundancia de textos apócrifos, lo cierto es que ninguno de ellos (con la posible, pero improbable, excepción del “Evangelio de Tomás“) es lo bastante antiguo o independiente para servirnos de fuente en la búsqueda del Jesús Histórico. Por otro lado, un análisis de los documentos redactados por judíos o paganos dentro de los primeros 100 años desde la muerte de Jesús revela que solo contienen referencias muy escasas y genéricas sobre Jesús como para que nos sean de mucha utilidad. En consecuencia, nos movemos ahora hacia el canon del Nuevo Testamento.Leer más »