Evangelios Anotados

En esta página podrá descargar una edición de los tres evangelios sinópticos (Marcos, Mateo y Lucas) diseñados para facilitar su estudio desde una perspectiva académica y, en particular, con el propósito de analizar el Problema Sinóptico y sus implicaciones.

Picture1

DESCARGA LOS EVANGELIOS ANOTADOS
Marcos
Mateo
Lucas
Screen Shot 2019-05-11 at 3.03.56 PM Screen Shot 2019-05-11 at 3.08.25 PM Screen Shot 2019-05-11 at 3.02.57 PM

¿Qué és el Problema Sinóptico?

Le he dedicado una entrada completa al explicar el problema sinóptico, puede acceder a ella aquí. Sin embargo, el Problema Sinóptico se puede resumir así:

Tres de los evangelios canónicos, Marcos, Mateo y Lucas, presentan paralelos en términos de estructura, gramática y vocabulario que solo pueden explicarse si asumimos que se copiaron mutuamente o copiaron fuentes en común. En efecto, casi todos los pasajes que componen estos evangelios se encuentran repetidos casi palabra por palabra en los otros evangelios.

Esto no es un descubrimiento reciente. Desde hace siglos los estudiosos y exegetas han notado los impactantes paralelos entre estas obras y han teorizado sobre su posible explicación. San Agustín en el Siglo IV, por ejemplo, opinó que la razón detrás de estos paralelos era que Lucas empleó a Mateo como fuente, y Marcos usó a ambos para crear un resumen (esta hipótesis se la conoce como la “Hipótesis Agustiniana”).

En definitiva, el “Problema Sinóptico” simplemente es el problema de revelar el sistema de fuentes que subyace detrás de los tres evangelios sinópticos, es decir, deducir quién copió a quién y si existen otras fuentes en común.

¿Cuál es la solución al “Problema Sinóptico”?

El debate sobre cuál es la mejor forma de resolver el problema sinóptico ha durado siglos. Sin embargo hoy existe un consenso substancial de que la mejor solución al problema sinóptico (es decir, la solución que mejor explica toda la evidencia) es la llamada “Hipótesis de las Cuatro Fuentes” (también conocida, paradójicamente, como la “Hipótesis de las Dos Fuentes”).

Para los proponentes de esta hipótesis, Marcos fue el primero de los evangelios en ser escrito. Décadas después en dos comunidades cristianas distintas Mateo y Lucas emplearon el evangelio de Marcos como “base” para sus propios evangelios. En adición al evangelio de Marcos, tanto Mateo como Lucas emplearon un segundo documento escrito denominado como “Q” (inicial de la palabra alemana “quelle” que significa “fuente”). Este documento habría consistido principalmente en dichos y frases de Jesús. Finalmente, ambos evangelistas también habrían incorporado tradiciones propias de su comunidad (sean orales o escritas) para así completar sus respectivos evangelios. A estas fuentes propias se las denomina “M” y “L”. La solución dada al problema sinóptico se vería así:

Image result for four source hypothesis

No voy aquí a presentar los argumentos y evidencia que favorecen esta hipótesis, ya que los discuto en mi entrada dedicada exclusivamente al problema sinóptico. Simplemente diré que esta hipótesis legítimamente provee la mejor explicación a los paralelos encontrados en los evangelios sinópticos y goza de buena plausibilidad histórica. En consecuencia, la gran mayoría de académicos y exegetas modernos aceptan esta teoría.

¿Porque debería importarme el Problema Sinóptico?

Es difícil exagerar la relevancia que tiene el Problema Sinóptico y su solución para el estudio académico del Nuevo Testamento. Entender el sistema de fuentes que subyace detrás de los evangelios nos permite ver como cada evangelista editó el material que recibió, cosa que a su vez nos da mirada más penetrante respecto a su teología y la de sus comunidades. Igualmente, esta óptica nos ayuda a entender con más profundidad los debates y diferencias existentes en el cristianismo primitivo, a la vez que nos permite rendir un juicio más exacto sobre que materiales de los evangelios tienen su génesis en el ministerio del Jesús Histórico, y cuales probablemente se desarrollaron en la fértil imaginación de los primeros cristianos en décadas posteriores.

En definitiva, el estudio del problema sinóptico nos permite tener una visión más rica y precisa de las primeras décadas del cristianismo, facilita la exégesis de los evangelios y nos provee grandes herramientas en la búsqueda del Jesús Histórico.

¿Cómo funcionan las anotaciones de los evangelios que descargué?

Estas versiones de los evangelios contiene pequeñas anotaciones que permiten comparar el material compartido con los otros evangelios. Las anotaciones funcionan de este modo:

  • Al título de cada perícopa (sección narrativa) del evangelio se le añadió una abreviación y un número que indican donde se puede encontrar ese material en los otros evangelios. Las abreviaciones empleadas son “Mk” para Marcos, “Mt” para Mateo y “Lk” para Lucas.
  • La primera perícopa de Marcos es “Mk 1”, la segunda perícopa “Mk 2”, la tercera “Mk 3” y así sucesivamente. Lo mismo se ha hecho en los otros evangelios (ej.: La primera perícopa de Lucas es “Lk 1”, la segunda “Lk 2”, etc.)
  • Debajo del título de cada perícopa se añadió el lugar donde su material se repite en los otros evangelios. Así, por ejemplo, el material que se halla en la primera perícopa de Marcos (Mk 1) aparece en la sexta perícopa de Mateo (Mt 6) y la doceava de Lucas (Lk 12).
  • Cuando un material se repite en Mateo y Lucas, pero no en Marcos, se añade una “Q”, indicando que el material en teoría proviene del llamado “documento Q”, empleado para la creación de los evangelios.

Veamos un ejemplo de su funcionamiento:

Screen Shot 2019-05-11 at 1.42.43 PM

En este ejemplo, vemos que la perícopa número 25 de Mateo (Mt 25) contiene material que se repite en la perícopa numero 58 de Lucas (Lk 58) y viceversa. Las anotaciones nos permiten rápidamente encontrar el correlativo, ya que debajo del título de la perícopa aparece el lugar en el otro evangelio donde se encuentra el mismo material. Como este materia solo aparece en Mateo y en Lucas, más no en Marcos, este habría provenido originalmente del Documento Q, motivo por el cual se le ha añadido una “Q” a la anotación.

Mediante este sistema es extremadamente sencillo comparar los evangelios, especialmente si se colocan lado a lado como en el ejemplo.

He encontrado algún error o omisión en estos evangelios

Las anotaciones tanto en el título de las perícopas como al pie de la página han sido añadidas a mano por mi persona. Eso a su vez significa que es probable que hayan errores, cosas poco claras o lugares donde se pueda mejorar. Si encuentra alguno de estos, por favor indíquemelo escribiéndome en la página de contacto.

Estos evangelios van a ser constantemente revisados y mejorados. Siempre revise la fecha de la última actualización en la esquina del evangelio.

Screen Shot 2019-05-11 at 3.55.51 PM