¿Quién escribió el Evangelio según San Juan?

En entradas anteriores discutí la autoría de los tres evangelios sinópticos, indicando las razones por las cuales los estudiosos modernos rechazan de forma prácticamente unánime que estos hayan sido realmente escritos por Mateo, Marcos y Lucas. En esta entrada discutiré la autoría del último evangelio canónico: el Evangelio según San Juan. Al igual de lo que ocurre con los sinópticos, el consenso moderno es que este documento no fue escrito por Juan, sino que fue redactado décadas después de la muerte del apóstol.Leer más »

¿Quién escribió el Evangelio según San Lucas?

En entradas anteriores, exploré los problemas con la atribución tradicional de los evangelios canónicos, centrándome luego en el caso de los evangelios atribuidos a Mateo y Marcos. En esta entrada me concentraré en el tercero y último evangelio sinóptico: el Evangelio según San Lucas. Igual que ocurre con los otros evangelios, los académicos modernos (salvo con la posible excepción de los extremadamente conservadores) unánimemente rechazan que este evangelio anónimo realmente haya sido escrito por Lucas, el médico acompañante de Pablo. ¿Por qué la tradición le atribuyo esa autoría? Y, ¿qué podemos saber del verdadero autor de este documento histórico?Leer más »

¿Puede el Jesús Histórico despertar devoción?

Como expliqué anteriormente, el Jesús Histórico, es decir el Jesús que emerge de la investigación histórica, es un Jesús muy distinto del predicado por la teología tradicional. El Jesús Histórico fue un profeta apocalíptico, un predicador itinerante que estaba convencido que el Fin de los Tiempos estaba a la vuelta de la esquina y de que era necesario prepararse para ello. El corazón del mensaje del Nazareno parece encontrarse en Marcos 1:15, “Se ha cumplido el tiempo. El reino de Dios está cerca. ¡Arrepiéntanse y crean las buenas nuevas!” Ahora bien, esta imagen de Jesús como un entusiasta apocalíptico naturalmente causa un problema a la teología tradicional, entre otras cosas porque significaría que Jesús, Dios encarnado, estaba equivocado.Leer más »

¿Quién escribió el Evangelio según San Marcos?

En esta entrada voy a seguir analizando la autoría de los cuatro evangelios canónicos, esta vez concentrándome en el “Evangelio según San Marcos”. Como ya intimé con anterioridad, este evangelio, al igual que los otros evangelios canónicos, fue escrito anónimamente y la evidencia histórica parece indicar que no fue atribuido ni Marcos ni a ningún autor concreto sino hasta finales del Siglo II. Consecuentemente, los dos interrogantes en los que me voy a concentrar son: ¿por qué se atribuyó este evangelio a Marcos?, y, ¿qué podemos saber del verdadero autor de este evangelio?Leer más »

¿Quién escribió el Evangelio según San Mateo?

En una entrada anterior especifiqué que la atribución de los cuatro evangelios canónicos a Mateo, Marcos, Lucas y Juan no ocurrió sino hasta finales del Siglo II en reacción a la abundancia de otros evangelios que empezaron a circular en esa época. Hasta ese momento, la evidencia indica que los cuatro evangelios no eran atribuidos a nadie en concreto, respetando su carácter anónimo. Ahora bien, esto abre un interrogante: ¿Porqué se atribuyeron estos documentos específicamente a Mateo, Marcos, Lucas y Juan? Y, ¿que podemos saber de los verdaderos autores de estos textos? Esa son las cuestiones que abordaré en esta serie, empezando por el evangelio atribuido a Mateo.

Leer más »

¿Quiénes escribieron los Evangelios Canónicos?

En una entrada anterior intimé que los estudiosos modernos de forma prácticamente unánime rechazan la tradicional autoría de los cuatro evangelios canónicos. Empezando por esta entrada expondré las razones que los han llevado a esas conclusiones a la vez que exploraré que cosas podemos afirmativamente decir sobre los autores de estos documentos históricos. Para empezar, es conveniente tener en mente dos aspectos de los evangelios que, a pesar de ser públicos, lamentablemente a veces son ignorados por el público en general:Leer más »

El “Problema Sinóptico” y su Solución

En la entrada anterior mencioné que tres de los evangelios canónicos son  textualmente interdependientes. En efecto, la mayoría de los pasajes que los constituyen se encuentran repetidos prácticamente palabra por palabra. Esta situación sería imposible si es que los evangelistas hubiesen escrito sus evangelios por separado. La pregunta, por tanto, no es si es que los evangelistas se han copiado entre ellos o si han copiado a una fuente común: eso es indiscutible. La pregunta es ¿quién copió a quién? y, ¿podemos reconstruir las fuentes usadas?Leer más »