Dios, el Mal y el Libre Albedrío

En una entrada anterior empecé una serie de entradas dedicadas a explorar el llamado “Problema del Mal”, el problema que existe en compatibilizar la existencia de Dios con la existencia de maldad y sufrimiento aparentemente injustificado en el mundo. En esta entrada voy a discutir una de las soluciones más comunes dadas al problema: que el libre albedrío otorgado por Dios al ser humano explica y justifica la existencia del mal y desolación en el mundo.Leer más »

El Problema del Mal: Una Introducción

Con esta entrada doy inicio a una serie dedicada a explorar el llamado “Problema del Mal”, la dificultad que existe en reconciliar la existencia de Dios con la existencia de maldad y sufrimiento en el mundo. Para pensadores ateos, este constituye evidencia de que no existe un Dios benévolo mientras que para pensadores creyentes existen formas de mitigar esta tensión. El propósito de esta serie es entonces explorar este debate filosófico.Leer más »

Anfibologías y el Argumento Ontológico

En una entrada anterior presenté una discusión sobre el Argumento Ontológico Clásico, históricamente asociado con San Anselmo y René Descartes. En esa entrada indiqué que la mayoría de la comunidad filosófica opina que el argumento yerra porque este emplea la existencia como un predicado lógico válido, cuando la existencia realmente es simplemente un cuantificador (es decir, indica cuantas veces un ente es instanciado en el mundo en vez de describir el ente). Sin embargo, en esta entrada expondré una perspectiva alternativa: que el problema del argumento es que contiene una anfibología.Leer más »

Mi Perspectiva Sobre el Argumento de la Contingencia

En una entrada anterior expliqué en que consiste el Argumento Cosmológico de la Contingencia, tratando en lo posible de presentarlo sin dar mi opinión respecto a la validez y cogencia de este. Hice eso no solo por motivos de presentación didáctica, sino también por para evitar una entrada excesivamente larga (a la fecha, esa entrada es mi entrada más larga). En esta entrada daré mi perspectiva personal respecto a ese argumento. En esta entrada voy a asumir que el lector ya está familiarizado con lo expuesto en mi entrada original sobre el argumento, por lo que recomiendo fuertemente que esa entrada sea leída antes de esta.Leer más »

El Argumento de la Contingencia para la Existencia de Dios

En entradas pasadas empecé a discutir los argumentos que la filosofía ha ofrecido para defender la existencia de Dios, comenzando por el curioso Argumento Ontológico Clásico defendido por pensadores como San Anselmo y René Descartes. En esta entrada voy a empezar a discutir otro tipo de argumentos: los llamados “argumentos cosmológicos”. Al igual que con los argumentos ontológicos, existe más de un tipo de argumento cosmológico. En esta entrada, exploraré aquella variedad que apela al concepto de contingencia para argumentar la existencia de Dios.Leer más »

El Argumento Ontológico Clásico para la Existencia de Dios

Como expliqué en una entrada anterior, a pesar de que a través de la historia de la filosofía se han ofrecido un gran número de argumentos para defender la existencia de Dios, tres “familias” de ellos han sido particularmente influenciales: los argumentos “ontológicos”, los “cosmológicos” y los “teleológicos”. Hablo de tres “familias” de argumentos en vez de tres argumentos porque diferentes filósofos han ofrecido diferentes versiones de ellos, a pesar de que a veces sean muy similares. En esta entrada hablaré del argumento ontológico “clásico” expuesto por San Anselmo y René Descartes.Leer más »

Introducción a los Argumentos para la Existencia de Dios

Una de las áreas más importantes de la Filosofía de la Religión consiste en el debate racional respecto de si Dios existe o no. En otras palabras, una de las preguntas fundamentales que los filósofos de la religión discuten es que tipo de razones existen para afirmar o negar la existencia de un ser como el que es descrito en las tradiciones abrahámicas (judaísmo, cristianismo e islam). Sin embargo, antes de analizar argumentos concretos, me parece conveniente hacer una topología preliminar del campo, a la vez que es necesario fijar ciertos parámetros anteriores a la discusión en sí.Leer más »