El «Problema Sinóptico» y su solución

En la entrada anterior mencioné que tres de los evangelios canónicos son  textualmente interdependientes. En efecto, la mayoría de los pasajes que los constituyen se encuentran repetidos prácticamente palabra por palabra. Esta situación sería imposible si es que los evangelistas hubiesen escrito sus evangelios por separado. La pregunta, por tanto, no es si es que los evangelistas se han copiado entre ellos o si han copiado a una fuente común: eso es indiscutible. La pregunta es ¿quién copió a quién? y, ¿podemos reconstruir las fuentes usadas?Leer más »

Fuentes sobre el Jesús Histórico: El Nuevo Testamento

Nuestro análisis sobre la posibilidad de encontrar fuentes apócrifas o no-cristianas para reconstruir la vida y obra de Jesús de Nazaret nos ha dejado con las manos prácticamente vacías. Por un lado, a pesar de la abundancia de textos apócrifos, lo cierto es que ninguno de ellos (con la posible, pero improbable, excepción del «Evangelio de Tomás«) es lo bastante antiguo o independiente para servirnos de fuente en la búsqueda del Jesús Histórico. Por otro lado, un análisis de los documentos redactados por judíos o paganos dentro de los primeros 100 años desde la muerte de Jesús revela que solo contienen referencias muy escasas y genéricas sobre Jesús como para que nos sean de mucha utilidad. En consecuencia, nos movemos ahora hacia el canon del Nuevo Testamento.Leer más »

El «Testimonium Flavianum»

En mi discusión sobre las fuentes no-cristianas sobre Jesús mencioné que una de las menciones hechas sobre el Nazareno en los escritos de Flavio Joséfo, historiador judío, es objeto de debate académico ya que se cuestiona su autenticidad e integridad. En mi discusión original decidí no profundizar en el tema para evitar una entrada excesivamente larga, prometiendo hacerlo más adelante. Ahora voy a cumplir con mi promesa.Leer más »

Fuentes No-Cristianas de la Vida de Jesús

En esta entrada continúo el análisis de las fuentes históricas que existen para reconstruir al Jesús Histórico. Concretamente, aquí me concentraré en fuentes no-cristianas, es decir, en documentos escritos por judíos o paganos que mencionan a Jesús. Como es evidente, solo nos interesan fuentes antiguas provenientes del siglo I o máximo el siglo II, ya que cualquier fuente posterior estaría demasiado alejada de los hechos en cuestión.Leer más »