Declaración rabínica afirmando que el Rebbe es el Mesías

Traducción:

Decisión rabínica

El Rebbe Lubavitcher, en su discurso en Shabat Joftim 5751 (1991) estableció que, según la ley de la Torá, hay en nuestra generación un profeta y que estamos obligados a obedecerle, como decide el Rambam, en las “Leyes sobre los fundamentos de la Torá”, Capítulo 7.

El Rebe se expresó así: “... debemos hacer conocer a toda la gente de esta generación que tenemos el privilegio de que Di-s nombró a un ser humano, que por sí mismo es incomparablemente superior a todos los hombres de la generación, de modo que él es “su juez”, “su consejero”, y el profeta de la generación, para que dé directivas y consejos sobre el servicio de todos los hijos de Israel… [Sus palabras se extienden] a la profecía más fundamental – “la Redención es inminente” e inmediatamente, literalmente, “Ya viene (el Mashíaj)

En su discurso en Shabat Vayera 5752 (1991), el Rebe dijo: “… en nuestro tiempo, todos los obstáculos e impedimentos han desaparecido. Y por lo tanto, el Mashíaj (no solo existe, sino que de hecho), también ha sido revelado. Actualmente, todo lo que tenemos que hacer es darle la bienvenida a Machia’h Tsidekénou en un nivel concreto”.

En su discurso de Shabat Michpatim 5752 (1992), el Rebe declaró “…igualmente (hay) el veredicto rabínico de los tomadores de decisiones en el pueblo de Isarel (diciendo) que ha llegado el momento de la liberación, que “se levantará un rey de la dinastía de David… y se presume de que es Mashiaj” (y el Rebe agregó a ese veredicto rabínico): ...hasta que el situación en la que “ése es sea Mashiaj con certeza”. En ese discurso, el Rebbe insinuó de una manera muy clara el hecho de que él es el Rey Mashíaj.

A la luz de las enseñanzas de Maimonides en Hilchos Yesodei HaTorah, 7:1, 9:2, 10:1, nosotros los firmantes consideramos que según la ley de la Torá el Rebbe Rey Mesías es un profeta. Más aún, en sus discursos públicos el Rebbe claramente ha aludido al hecho que él es un profeta. En efecto, una y otra vez, ante los ojos del pueblo judío y el resto del mundo, el Rebbe a profetizado con precisión el futuro. El Rebbe predijo con increíble precisión el desarrollo y desenlace de eventos como la Guerra de los Seis Días, la Guerra del Golfo, y numerosos otros eventos. Como tal, es obligación obedecer toda instrucción del Rebbe y creer en todas sus palabras.

Es por eso que estamos obligados (por ley) a obedecer todo lo que él nos diga, así como nuestra obligación de obedecer las palabras de un profeta, incluidas las que dicen que él mismo es el Rey Mashiaj, el cual se revelará inminentemente.

¡Larga vida a nuestro Señor, nuestro Maestro, y Rebbe, Rey Mesías por siempre y para siempre!